Primera Dama: “La sociedad tiene una deuda de justicia con todas las mujeres”

0
16

SANTO DOMINGO. La Primera Dama de la República, Cándida Montilla de Medina, emitió este sábado un mensaje para todas las madres dominicanas ante la celebración del importante Día.

Al celebrarse este domingo el Día de las Madres, el Despacho de la Primera Dama hace llegar a todas las madres dominicanas su más profundo respeto, admiración y reconocimiento por el papel que juegan en la construcción de un mejor destino para sus hijos e hijas y para toda la sociedad.

Desde el despertar del día hasta el final de la noche, las madres dominicanas prodigan sus esfuerzos al bienestar presente y futuro de sus hijos e hijas. En conseguirlo ponen todo su empeño, conscientes de su responsabilidad moral y social frente al núcleo familiar.

Con mayor frecuencia que la deseada sin el apoyo paterno, las madres son siempre custodias de los valores que dan sentido a la vida familiar y social. En un mundo tan atravesado por conflictos de todo tipo, son también, como dijera el papa Francisco, “el antídoto más fuerte ante nuestras tendencias individualistas y egoístas, ante nuestros encierros y apatías”.

Con ellas, y con todas las mujeres, la sociedad tiene a su vez una deuda de justicia. Pagarla significa asegurarles el lugar que les corresponde como personas con derechos iguales e inalienables. Significa hacer paritaria con la del hombre su condición social, económica y política. Y significa también crear los mecanismos que terminen con la violencia contra ellas y la familia objeto de sus desvelos.

En este Día de las Madres, el Despacho de la Primera Dama exhorta a los hombres y mujeres del país a poner oídos al Santo Padre, para quien “sería necesario comprender más su lucha cotidiana para ser eficientes en el trabajo y atentas y afectuosas en familia; sería necesario entender mejor a qué aspiran para expresar los frutos mejores y auténticos de su emancipación”.

Honremos a las madres convirtiendo nuestras palabras en actos de verdadero amor y de justicia.

Fuente