Tiger Woods fue encontrado dormido al volante y dio negativo en prueba de alcoholemia

0
13

MIAMI. El golfista Tiger Woods fue encontrado dormido al volante de su auto antes de ser arrestado presuntamente por conducir bajo la influencia del alcohol, según mostraron este martes los registros policiales.

La superestrella del golf, que emitió una declaración al USA Today el lunes en la que negaba haber conducido ebrio y culpaba de su estado a una mala reacción a unos medicamentos, debió ser despertado por un oficial de policía.

El informe policial, obtenido y publicado por varios medios de prensa, apuntó que Woods estaba “cooperativo” y “confundido”. “Woods habló extremadamente lento y torpe”, añadió el informe.

En un primer momento, Woods le dijo a los oficiales que había estado conduciendo de vuelta a Florida desde Los Ángeles, pero más tarde declaró que “no sabía dónde estaba”.

El golfista no pudo completar varias pruebas de sobriedad al borde de la carretera, que incluían mantenerse de pie sobre una pierna y la prueba de “caminar y girar”.

Sin embargo, contrariamente a los informes del lunes que afirmaban que Woods rechazó una prueba de alcoholemia, el golfista aceptó y “sopló ceros”, indicando que no había alcohol en su sistema.

Woods también dijo a la policía que había estado tomando cuatro medicamentos recetados, incluyendo el potente analgésico Vicodin, que se prescribe comúnmente después de una cirugía.

El golfista ha sufrido cuatro cirugías distintas en su espalda desde 2014. La más reciente de ellas tuvo lugar a finales del pasado mes de abril.

El jugador, de 41 años, fue arrestado por la policía cerca de su casa en Júpiter, Florida, alrededor de las 03H00 de la mañana (07H00 GMT) antes de su liberación el lunes después de ser acusado de conducir ebrio.

Una foto de la policía de Woods sin afeitar rápidamente se volvió viral, subrayando una vez más la caída en desgracia de la superestrella.

“Me gustaría pedir disculpas de todo corazón a mi familia, amigos y aficionados. Espero más de mí mismo”, dijo Woods en un comunicado emitido el lunes.

El arresto es el último episodio sombrío del ganador de 14 Grand Slam, que una vez se alzó por encima de su deporte y se convirtió en un icono global antes de verse envuelto en numerosas polémicas en su vida privada, así como en una espiral de graves lesiones.

Su regreso a la competición, tras más de un año de baja, se vio interrumpido en febrero tras tener que retirarse del Clásico de Dubai en la primera ronda debido, de nuevo, a dolores de espalda.

Fuente