Si las instalaciones carecen de política de cuidado, eso cambiará aseguró Danilo Díaz

0
11

SANTO DOMINGO. Por años, las instalaciones deportivas han sido utilizadas fuera de un marco o protocolo que garantice su mínimo cuidado. Eso está por cambiar.

Y eso se da en la mayoría de todas las obras pertenecientes al Estado. Salvo los estadios Quisqueya Juan Marichal, en esta capital y Cibao, en Santiago de los Caballeros, que son los dos mejores conservados, el resto de instalaciones deportivas, en sus distintos deportes, probablemente no soporte un inventario sobre su buen uso.

Todo eso está supuesto a cambiar este año. “Hay una política que nosotros vamos a definir”, dijo el ministro de Deportes, Danilo Díaz, “y que nosotros anunciaremos muy pronto con relación al uso de las instalaciones, a los fines de que haya un mantenimiento garantizado y un uso adecuado del mismo”.

El capítulo de las instalaciones es uno de los temas de agenda de Díaz. “El tema de las instalaciones es un tema que justamente hemos estado discutiendo durante todo este mes (mayo) y el mes pasado (abril), definir una política.

Algunas instalaciones son alquiladas, como la de los clubes, que en algunos casos el terreno es privado, mas no la obra; el Palacio de los Deportes, el Quisqueya Juan Marichal o Cibao; los campeonatos de taekwondo, los estadios de béisbol del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, así como sus canchas de tenis con sus escuelas privadas. También las escuelas de karate privadas en esa ciudad deportiva, el Pabellón de la Fama y el Museo que está al lado, entre otros, aparentemente generan fondos por concepto de alquiler, pero extrañamente un peso llegue a las arcas del Ministerio de Deportes.

“No, no, no”, niega Díaz de forma “el minsisterio no recibe por esa parte. Hay quienes están usufructuando eso”, apunta.

En escasas ocasiones aportan para el mantenimiento de las obras. “Vamos a reestructurar eso”, señala el ministro.

Un funcionario del ministerio, en la gestión pasada, propuso que no le dieran dinero a la institución, sino que el pago sea en utilería, pero no prosperó.

Pista de atletismo

Por años, la pista de atletismo ha sido utilizada de forma inapropiada. Practicantes de pelotas corren con zapatillas inadecuadas para la pista y llamarles la atención en ocasiones se traduce en conatos.

“Ciertamente las instalaciones son públicas (pero) nosotros necesitamos asegurar su mantenimiento. Ahora mismo desborda las posibilidades del ministerio y justamente la idea es apoyarnos en los usuarios”, señala Díaz.

La situación se agrava más porque en varias ocasiones atletas de la selección han chocado con practicantes de escuelas privadas o ciudadanos común. Eso ha traído la queja de entrenadores de atletas de la selección nacional en sus distintas categorías.

“El uso privado de las instalaciones también debe ser regulado y es uno de los retos que tenemos en esta gestión”, apuntó Díaz.

Fuente